• en
  • es
  • en
  • es

Tal y como lo hacemos en nuestras clases, queremos entregarte unas recomendaciones sencillas, claras, y fáciles de entender antes de comenzar tus lecciones de kitesurf con nosotros. Son una mezcla de nuestros propios tips y consejos de nuestros estudiantes tras las clases, así que tendrás una perspectiva de ambas caras de la moneda. Estas recomendaciones sencillas, pero efectivas, garantizarán el cumplimiento de tus objetivos de aprendizaje.

¡Comenzamos!

1- La primera recomendación es escuchar atentamente. Nuestras instrucciones son muy precisas para que aproveches al máximo tus lecciones y con el equipo de kitesurf in situ. De igual manera, escuchamos tus preguntas y dudas, así que no dudes en preguntar todo lo que necesites durante las clases. Esto hará que te sientas más seguro mientras se desarrolla la clase y nos ayuda a mantener una comunicación óptima.

2- Ve paso a paso. Esto no es una carrera y sabemos que cada estudiante tiene su propia curva de aprendizaje que no pretendemos forzar. Cada clase tiene una estructura y nos aseguramos de que des todos los pasos sin apuros. Para garantizar esto, tendrás un instructor sólo para ti. No mezclamos grupos, a menos que traigas el tuyo propio, en cuyo caso, será un máximo de dos estudiantes por instructor.

3- Recomendamos ampliamente el uso de protector solar y, de ser posible, traer una camiseta de manga larga. Recuerda que estaremos algunas horas bajo el sol y queremos que tengas una grata experiencia y sin preocupaciones.

4- Es importante que nos envíes la información correcta de tu peso y talla, así como el de los demás integrantes de tu grupo. De esta manera, podremos llevar el equipo más adecuado para la práctica de kitesurf.

5- Como último, pero no menos importante, evita sentirte asustado o incluso avergonzado de fallar. Estás aprendiendo a lidiar con un kite, una tabla y otros implementos, además de los elementos de la naturaleza, así que la clave es ir a pasos de bebé y tener práctica constante.

Y una última recomendación es que te relajes y te diviertas en el proceso. Mientras más seguro te sientas, mejor será tu desempeño y podrás apreciar tu progreso con el transcurrir de los días.

El kitesurf es un deporte bien divertido y, cada año, los fabricantes de kites mejoran sus medidas de seguridad para hacerlo cada vez más simple, así que deja tus preocupaciones de lado y ¡disfruta el paseo!